Escuela de la espalda

AQUATERAPIA PARA TRATAR EL DOLOR DE ESPALDA

 

La actividad física en el agua, y en especial, la natación, es el deporte idóneo para personas con dolor de espalda. La natación es muy recomendada por su gran efectividad para lograr que los musculos de la espalda se desarrollen y se vuelvan más fuertes. La actividad no supone un gran impacto, lo cual te permite hacer ejercicio sin dolor y lograr un gran rendimiento.

 

Pero, antes de nada, tienes que saber que no todos los estilos de la natación son buenos para las dolencias de espalda. Si nadas sin ningún tipo de criterios, es muy posible que tu dolencia empeore. Recuerda: "NADA SIN DAÑAR TU COLUMNA"

 

Tanto para la natación, como para cualquier otro ejercicio físico, es imprescindible una correcta ejecución para evitar posibles lesiones y daños en tus articulaciones. Por tanto, si aún no tienes una técnica correcta de natación, debes consultar a un especialista antes de empezar cualquier tratamiento de Aquaterapia.

 

Estos son los CONSEJOS GENERALES de nuestros especialistas para que pongas en prácticas tus entrenamientos en el agua:

  • Intenta mantener el cuerpo en plano horizontal el mayor tiempo posible.
  • Evita la hiperextensión lumbar.
  • Evita giros y torsiones bruscas de tronco.
  • Evita fundamentalmente los estilos de "braza" y "mariposa" como norma general para todas las personas que sufren dolor de espalda. Estos estilos suponen un sobreesfuerzo para la columna, provocando dolores o pudiendo agusizarlos.